lunes, 14 de junio de 2010

Laxantes

Laxantes
Los laxantes estimulantes orales se toman por boca para ayudar con las evacuaciones del intestino y para aliviar el estreñimiento. Los laxantes estimulantes son un tipo popular de laxante para el autotratamiento. Sin embargo, también es más probable que causen efectos secundarios. Uno de los laxantes estimulantes, ácido dehidrocólico, también se puede usar para tratar ciertas condiciones del tracto biliar. Los laxantes estimulantes pueden causar efectos no deseados en la mujer embarazada si no se usan correctamente. El aceite de ricino en particular no se debe usar ya que puede causar contracciones del útero. Mucha gente abusa de los productos laxantes. Tal práctica frecuentemente lleva a la dependencia de la acción laxante para producir una evacuación del intestino. En casos muy serios, el sobreuso de algunos laxantes ha causado daño a los nervios, músculos y tejido del intestino. Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y su uso, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde, mantenga éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y nunca comparta sus medicamentos con otras personas.
ANTES DE USAR
No se deben dar laxantes a niños pequeños (hasta los 6 años de edad) a menos que hayan sido recetados por su médico. El niño puede tener una condición que necesite otro tratamiento. Si es así, los laxantes no ayudarán, y hasta podrían causar efectos no deseados o empeorar la condición. Si está tomando este medicamento sin receta, lea y siga cualquier advertencia en la etiqueta cuidadosamente. Debe ser especialmente cuidadoso si usted . . . es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no; está embarazada, piensa quedar embarazada o está dando el pecho; está usando cualquier otro medicamento recetado o no; tiene cualquier otro problema médico, especialmente apendicitis (o señales de), diabetes mellitus (diabetes dle azúcar), enfermedad del corazón, presión alta, bloqueo del intestino, o sangrado del recto por causas desconocidas.
USO APROPIADO
Los laxantes estimulantes usualmente se toman con el estómago vacío para efecto rápido. Los resultados se retardan si se toma con comida. Además, se deben tomar al menos 6 a 8 vasos (de 8 onzas cada uno) de líquidos todos los días. Esto ayudará a ablandar las heces. Muchos laxantes estimulantes (pero no el aceite de ricino) se toman a la hora de dormir para producir resultados a la mañana siguiente (algunos pueden requerir 24 horas o más).
El aceite de ricino usualmente no se toma tarde en el día ya que sus resultados ocurren en 2 a 6 horas. El sabor desagradable del aceite de ricino puede ser mejorado enfriándolo en la refrigeradora por al menos una hora y luego revolviendo la dosis en un vaso lleno de jugo de naranja frío justo antes de tomarlo. Además, existen preparaciones de aceite de ricino con sabor. Las tabletas de bisacodilo están recubiertas especialmente para prevenir la irritación. No mastique ni triture las tabletas ni las tome dentro de la hora de tomar leche o antiácidos. Debido a la manera en que funciona la fenolftaleína en el cuerpo, una sola dosis puede causar un efecto laxante en algunas personas por hasta 3 días. Para guardar este medicamento: Guarde fuera del alcance de los niños. Alejado del calor y la luz directa. No guarde las cápsulas, tabletas, gránulos o el polvo de este medicamento en el baño, cerca del lavaplatos en la cocina o en otros sitios húmedos. El calor o la humedad pueden deteriorar el medicamento. Evite la congelación del medicamento líquido. No conserve medicamentos cuya fecha haya expirado o que no necesita más. Asegúrese de desechar sus medicamentos en un sitio fuera del alcance de los niños.
PRECAUCIONES
No tome un laxante: si tiene señales de apendicitis o inflamación del intestino. por más de 1 semana. a las 2 horas de tomar otro medicamento. si no lo necesita. si no tiene una evacuación del intestino por uno o dos días. si le sale un salpullido. Si nota un cambio repentino en sus hábitos o función del intestino que dura más de 2 semanas, o si sigue volviendo de tanto en tanto, consulte con su médico antes de usar un laxante. Esto permitirá que se determine la causa de su problema antes de que se vuelva más serio. Muchos laxantes contienen cantidades grandes de azúcares, hidratos de carbono y sodio. Si está a una dieta de baja azúcar, bajas calorías o bajo sodio, consulte con su médico o farmacéutico antes de usar un laxante.
EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que deben ser informados a su médico -- Confusión; latidos irregulares; calambres de los músculos; color rosa a rojo de la orina y heces alcalinas (sólo para fenolftaleína); coloración rosa a roja, roja a violeta, o roja a marrón de la orina alcalina (sólo para la cáscara o el sen); salpullido; cansancio o debilidad
inusual; coloración amarilla a marrón de la orina ácida (sólo para la cáscara, la fenolftaleína o el sen) Efectos secundarios que usualmente no requieren atención médica Estos posibles efectos secundarios pueden desaparecer durante el tratamiento; sin embargo, si continúan o son molestos, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. -- Eructos; acalambramiento; diarrea; náuseas
Tipos de laxantes
1. Laxantes formadores de masa o bolo.
Aumentan la masa fecal, lo cual estimula los movimientos del intestino y facilita la expulsión de las heces. Pueden tardar unos días en hacer un efecto completo. Este tipo de laxante se usa sobre todo en personas que emiten heces pequeñas y duras. No obstante, no deben usarse si puede aumentarse la ingesta de líquido y fibra. Se usan en los siguientes casos:
Colostomía
Ileostomía.
Hemorroides
Fisura anal
Diarrea crónica asociada con enfermedad diverticular
Síndrome del intestino irritable.
Colitis ulcerosa (como medida auxiliar)
Entre los laxantes formadores de masa se encuentran los siguientes:
Salvado de trigo natural. Es uno de los formadores de masas más eficaces. Se toma junto con zumo de fruta o alimentos. También puede usarse el salvado de avena.
Las personas que no toleren el salvado, pueden usar los siguientes: metilcelulosa, cáscara de ispágula, goma esterculia. Deben tomarse siempre con agua para evitar la obstrucción intestinal. No debe tomarse junto antes de acostarse. No debe usarse en casos de dificultad para tragar, obstrucción intestinal, colon atónico o fecaloma. Puede producir flatulencia, distensión abdominal, obstrucción gastrointestinal o fecaloma. Nombres comerciales:
Biolid
Cenat
Laxabene
Metamucil
Plantaben
2. Laxantes estimulantes
Este tipo de laxantes aumenta los movimientos intestinales y suelen causar retortijones. No deben usarse en caso de obstrucción intestinal. Su uso excesivo puede provocar diarrea y disminución del nivel de potasio en sangre.
Bisacodilo. Nombres comerciales:
Bekunis complex
Dulco laxo
Dulco laxo gervasi.
Dantrón. Puede tener un efecto cancerígeno. Se usa sólo en pacientes terminales. No está comercializado en España.
Docusato sódico. Las formas rectales no deben usarse en casos de fisura anal o hemorroides. No está comercializado en España
Glicerol. Los supositorios de glicerina ctúan como estimulante rectal debido a su acción ligeramente irritante. Nombres comerciales:
Adulax
Comosup
Glicerina Quimpe
Glicerol vilardell
Paidolax
Supogliz
Supositorios glicerina (varios fabricantes)
Picosulfato sódico. Nombres comerciales:
Contumax
Evacuol
Ezor
Gutalax
Lubrilax
Skilax
Sen. Se toma por la noche, antes de acostarse, con un vaso de de líquido (agua o zumo). Tarda unas ocho o diez horas en actuar. Nombres comerciales:
Bekunis complex
Bekunis instant
laxante bescansa normal
Laxante olan
Senósidos A y B (Justelax, Modane, Puntual, Puntualex, Pursenid, X prep)
Laxante salud
Takata
3. Reblandecedores fecales
Suelen usarse en casos de hemorroides y fisura anal.
Aceite de cacahuete. Los enemas a base de aceite de cacahuete lubrican y ablandan las heces endurecidas y estimulan la deposición. No está comercializado en España.
Parafina líquida. No debe usarse de forma prolongada porque puede producirse un rezume anal de parafina (con irritación anal), reacciones granulomatosas debidas a la absorción de pequeñas cantidades de parafina líquida, neumonía lipídica e interferencia con la absorción de ciertas vitaminas. No debe usarse en niños menores de tres años. Nombres comerciales:
Emuliquen simple
Emuliquen laxante (está formado por parafina líquida y picosulfato sódico)
Hodernal
. Laxantes osmóticos
Aumentan la cantidad de agua en el intestino grueso, bien sea reteniendo el agua con el que se toman o atrayendo el líquido existente en el organismo.
Citrato sódico. No debe usarse en casos de afecciones gastrointestinales agudas. Se usa por vía rectal. Nombres comerciales:
Clisteran
Micralax
Fosfatos. No deben usarse en casos de afecciones gastrointestinales agudas. Se usan por vía rectal. Los enemas de fosfato son útiles para realizar una limpieza del intestino, antes de procedimientos radiológicos, cirugía o endoscopia. Nombres comerciales:
Enema casen
Lactifol. Puede producir flatulencia, distensión abdominal, náuseas, dispepsia, dolor abdominal y diarrea. No debe usarse en casos de obstrucción intestinal y galactosemia. Nombres comerciales:
Emportal
Oponaf
Lactulosa. Puede producir flatulencia, cólicos, y molestias abdominales. No sede usarse en casos de obstrucción intestinal y galactosemia. Nombres comerciales:
Belmalax
Duphalac
Lactulosa level
Sales de magnesio. No debe usarse en casos de afecciones gastrointestinales agudas. Debe usarse con precaución en casos de insuficiencia renal, insuficiencia hepática, ancianos y pacientes debilitados. Puede producir cólico. Son útiles cuando se necesita una deposición rápida. Nombres comerciales:
Hidróxido de magnesio: Magnesia Cinfa, Magnesia San Pellegrino
Sulfato de magnesio: Darmen Salt, Lebersal, Salmagne
Fosfato de magnesio: Eupeptina
Sales de sodio. Deberían evitarse, pues puede aumentar la retención de agua y sales en pacientes susceptibles. Nombres comerciales:
Salcedol
Polietilenglicoles. Retienen líquido en el intestino. La administración de líquido con polietilenglicoles puede reducir el efecto deshidratador que se produce a veces con los laxantes osmóticos. No deben usarse en casos de perforación u obstrucción intestinal, íleo paralítico, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, y megacolon tóxico. Pueden producir distensión y dolor abdominal y náuseas. Nombres comerciales:
Movicol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada